BRASIL: planea ayudar al sector lácteo luego del Acuerdo Mercosur-UE

11/7/2019

  • El Ministerio de Agricultura de Brasil (MAPA) planea compensar a los productores de leche a raíz del acuerdo de libre comercio de Mercosur (TLC) con la Unión Europea, ya que los productores nacionales de leche están preocupados por los términos de los TLC.

    Las medidas de MAPA apuntan a ayudar a un sector que ya sufre de una falta de eficiencia en comparación con sus socios de Mercosur, indicó.

    "El acuerdo es una buena oportunidad para que la industria se modernice, y el gobierno necesita ayudarlo", dijo la ministra, Tereza Cristina. "Este sector debe ser más competitivo en los escenarios nacionales y extranjeros", agregó Cristina.

    Una de las propuestas de MAPA es modernizar la producción brasileña con equipos recién importados con máquinas de producción de leche enviadas desde Europa y con una exención de impuestos de hasta el 35%. Esta propuesta ya formaba parte de un plan gubernamental más amplio para otorgar competitividad al sector y se solicitó antes del acuerdo de libre comercio de MAPA a la Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA).

    Según el asesor técnico de la CNA, Thiago Rodrigues, además de la exención de los aranceles de importación, las demandas incluyen líneas de crédito específicas y el retiro de impuestos para la compra de alimentos para animales. Eliminar este impuesto también sería un estímulo para la producción nacional de leche.

    Preocupaciones de acuerdo comercial

    Para la Asociación Brasileña de Productores de Leche (Abraleite), el acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea puede ser bueno para Brasil, pero no para el sector lácteo.

    "Necesitamos analizar el acuerdo Mercosur-UE para saber si causará daños a la cadena de producción de leche brasileña, ya que los países europeos promueven incentivos y subsidios para los productos lácteos que se exportan, y no tenemos lo mismo en Brasil", dijo El presidente de Abraleite, Geraldo Borges. “El hecho de que las tarifas antidumping no se renovaron a principios de año ya era motivo de preocupación. Ahora, [que estarán] libres de derechos, el gobierno debe crear un mecanismo para contener las importaciones ".

    Otra de las preocupaciones está relacionada con la que la industria nacional podría utilizar las nuevas cuotas para bajar el precio pagado al productor.

    "Este acuerdo puede resultar en una reducción drástica en los ingresos del productor de leche porque habrá una mayor oferta del producto, lo que influirá en los precios pagados a los productores", dijo Joel Dalcin, un productor rural y uno de los líderes de Movimento Construindo. Leite Brasil.

    El sector agroalimentario de la UE se beneficiará de la reducción de los aranceles actuales del Mercosur sobre los productos de exportación de la UE, mientras que el acuerdo también proporcionará acceso recíproco libre de impuestos sujeto a cuotas para los productos lácteos de la UE (actualmente arancel del 28%).

    Vida útil

    Mientras tanto, la comisión de Desarrollo Económico, Industria, Comercio y Servicios de la Cámara de Representantes del Congreso de Brasil aprobó un nuevo proyecto de ley que obligaría a los importadores de leche en polvo a introducir en el mercado solo aquellos productos de leche en polvo que tengan un mínimo del 70% de vida útil restante. (calculado como el tiempo entre la fecha de fabricación del producto y la fecha de caducidad).

    Según el proyecto de ley 952/19, propuesto por el miembro del Congreso José Mario Schreiner, el poder ejecutivo tendría que crear normas aduaneras específicas para garantizar el monitoreo y la inspección de dichos productos.

    Schreiner indicó que la medida confiere más seguridad alimentaria a los consumidores brasileños y favorece la producción nacional de leche.

    "Sin el requisito de durabilidad mínima, esto abre un precedente para que los importadores brasileños compren leche en polvo cerca de su fecha de vencimiento, a fin de aprovechar los precios por debajo del mercado", dijo el diputado.

    "Esta situación podría traer al consumidor brasileño, además de problemas de salud, cambios en los precios y otros aspectos económicos, sociales y culturales del mercado interno", agregó.

    En promedio, la leche desnatada en polvo (SMP) tiene una vida útil de tres años y la leche entera en polvo (WMP) tiene una vida útil de 1,5 años. Si se aprueba el proyecto de ley, se permitirían las ventas de polvo si al producto SMP le quedara un mínimo de 2.1 años de vida útil y a WMP le quedara algo más de 1 año.

    El proyecto de ley aún está pendiente de aprobación por parte de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Abastecimiento de Alimentos y Desarrollo Rural (CAPADR), también asociada a la Cámara de Diputados en Brasil. También debe ser aprobado por la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadanía (CCJC), seguido por la Plenaria de la Cámara. A partir de entonces, si tiene un resultado positivo, será sancionado o vetado por el Presidente de la República.

    traducido por el OCLA, Dairy Market News por Ana Andrade y Sandra Boga