La tendencia del consumo de leche y bebidas alternativas

11/10/2018

  • En los Estados Unidos la mitad de los consumidores de leche también consumen bebidas vegetales.

    En los Estados Unidos, ahora la mitad de los que beben leche también consumen bebidas vegetales. Esta evidencia es el resultado de una encuesta realizada por Cargill, la compañía agroalimentaria más grande del mundo. Solo el 12% de los encuestados dice que está totalmente en contra de la leche y el 20% trata de evitarla por razones de bienestar animal. El 35% de quienes evitan la leche afirman hacerlo por intolerancia a la lactosa y el 28% por el peligro de alergias.

    Sin embargo, se eligen bebidas alternativas, así como por razones de respeto animal o protección ambiental, también para evitar la presencia, en la leche, de grasas saturadas, hormonas o antibióticos. El valor del mercado de la leche en los Estados Unidos se estima en 2021 en casi 24 mil millones de euros y el de los productos alternativos podría alcanzar incluso el 40% de esta cantidad. Actualmente se sitúa en 1.800 millones de euros.

    El 80% de las preferencias de compra se destinan a bebidas a base de almendras, que aumentaron un 250% en el período 2000-2015 a un valor de 760 millones de euros.

    El sabor sigue siendo un elemento fundamental en la elección de compra.

    Si las compañías de leche y lácteos se han adaptado a esta tendencia a través de innovaciones a lo largo de los años, la respuesta de los consumidores al veganismo es un comportamiento cada vez más flexible, desde flexitarista. La mayoría de los consumidores que han probado los derivados de la leche requieren una mejora en el sabor, que sigue siendo un elemento fundamental en la elección de compra también para productos como los helados que incluyen cada vez más ingredientes como proteínas vegetales o prebióticos.

    Lo mismo se aplica a los yogures, donde se registra uno de los mayores crecimientos para el segmento de productos innovadores de origen vegetal, incluso si, por ejemplo, la demanda del segmento infantil sigue siendo preferencial para los productos lácteos siempre que los padres tengan garantizada la garantía de productos saludables y buenos para la salud.


    traducido por el OCLA de CLAL.it por Leo Bertozzi